CANTES MINEROS DE PASIÓN

CANTES MINEROS DE PASIÓN”

Por Paco Paredes y Onésimo Hernández

Tierra que me vio nacer,
la tierra de mi desvelo,
la que ilumina mi ser.
La Unión compone mi cielo
¡Cuanto la puedo querer!

                                    Paco Paredes

Si buscamos algunos de los momentos más emotivos que se han podido vivir a lo largo de las pasadas 26 ediciones del Certamen Nacional de Saetas Ciudad de La Unión, varios de ellos nos llevarían directamente a las dos últimas ediciones de certamen.

Hace dos años, coincidiendo con el vigésimo quinto aniversario del certamen, decimos instaurar un sentimiento que corría por nuestro interior desde que nos hicimos cargo del certamen hace ya seis años. Conseguimos hacer realidad nuestro gran sueño, ofrecer de nuevo nuestros cantes de las minas al Cristo de los Mineros al paso de la procesión de Jueves Santo.

No desprovistos del riesgo que supone introducir algo completamente nuevo en la procesión como es la guitarra y, la esencia y razón de ser de la historia de nuestro municipio que es, nuestro cante forjado con el sentir y sufrimiento de cada uno de quienes vivieron esa tragedia de la mina.

Retrocedemos  más de un siglo en el tiempo y nos trasladamos a La Unión de esos años en la que los cantes, que componen la razón de ser de nuestra tierra, se convertían en grito desgarrador del pobre minero que a golpe de marro y de barrena le pedía a Dios salud, pan y prosperidad para su familia. Pobre de aquel minerico que no ve la luz del día… decía la copla minera.

Muchos son los cantes con los que nuestros mineros les rezaban a las imágenes divinas para que les librase de esas penurias que suponían el trabajo de la mina. Incluso antes que las saetas se clavaran como lanzas en el corazón del creyente, en La Unión se les rezaba a la Virgen Santa y a su hijo el niño Dios con estos cantes lastimeros que nacían de las mismas entrañas de la tierra.

Si yo volveré a salir
bajo a la mina pensando.
Si yo volveré a salir
mientras bajo voy rezando
y cuando vuelvo a subir,
me paso el tiempo cantando

 

                                                Alfonso Paredes “Niño Alfonso”

Mineras, tarantas, tarantos, fandangos mineros, levanticas, cantes de madrugá, tarantillas primitivas, cantes del Pajarito, del Morato, cante del trovo con improvisadas letras… cantaban nuestros antepasados. Y eso es lo que intentamos recuperar esta vez esperamos que para la posteridad con el objetivo de ofrecérselo a la cultura de nuestra “Ciudad alucinante”. Serían precisamente estos cantes los que pudieron interpretar a modo de rezo los finalistas de las dos últimas ediciones del certamen en la santa casa de la Iglesia del Rosario la noche del Miércoles Santo. En la primera ocasión en la que se entregaría este premios especial de “Cantes Mineros de Pasión, como decíamos coincidiendo con la vigésimo quinta edición del certamen,  se proclamaría ganadora la joven onubense María Cristina Soler Gago, “Cristina Soler. Al año siguiente, momento de consolidación como certamen único en el mundo, el premio sería compartido por la palaciega Ana Isabel Rodríguez Rosado “Anabel de Vico” y el linarense Juan Ruiz Coronel “Coronel Chico”, gracias a sus sagrados cantes por mineras y tarantas respectivamente.

El estreno, o mejor dicho, el reestreno en la Procesión se produciría al paso del Cristo, en la bajada por la calle Numancia. Sería en ese momento cuando las guitarras unionenses, sentidas, emotivas y emocionadas, de Antonio Muñoz y del joven Pablo Barrionuevo estremecían a todos los asistentes, al tiempo que Cristina Soler lanzaba la más sentida oración hecha cante, por mineras y levanticas, que impactó en el más profundo interior de los creyentes.

Bonito y emotivo volvió a ser ese momento en el que la guitarra de Pablo Barrionuevo, con ese Fa Sostenido que da razón de ser a nuestro toque y a nuestros cantes, llenaba de amargura el sentir de un cantaor para emocionar a los presentes con las letras más sentidas que nacen del fondo del corazón cual mina se tratase.

Pero antes, El 19 de Febrero del 2016, La Asociación Cultural  “El Malacate Flamenco” , organizaría en el Salón de Actos del Ayuntamiento de La Unión, con un lleno a rebosar y una excelente acogida por el público, la primera “Exaltación de la Saeta Ciudad de La Unión” en la que se impartiría una conferencia sobre la historia y evolución de la saeta preflamenca y flamenca, así como sus escuelas, zonas cantaoras, evoluciones y variantes de este cante, impartida por Paco Paredes, que presentaría de forma oficial una variante de Saeta Minera y Los Cantes Mineros de Pasión con letras elaboradas por él mismo para ese día y que sería ilustrada por la ganadora del certamen anterior la cantaora malagueña Isabel Guerrero, quien interpretaría una gran variedad de saetas y acompañada por el guitarrista Antonio Muñoz Fernández, estrenaría estos cantes mineros tan especiales. El acto se completaría con una magnífica obra pictórica realizada en directo por la artista unionense Toñi Martínez, que se convertiría en el cartel anunciador de la vigésimo quinta edición del Certamen Nacional de Saetas “Ciudad de La Unión”.

Los Cantes Mineros de Pasión serían presentados de nuevo el 8 de abril de 2017 en la XIII Exaltación a la Saeta “Villa de Águilas”, en la que de nuevo Paco Paredes sería el encargado de realizar la exaltación. Todos los cantes que se realizaron esa noche en diferentes variantes serían interpretados por el cantaor Juan Pinilla, ganador de la “Lámpara Minera” en el año 2007 y la guitarra de Antonio Muñoz , ganador del “Bordón Minero” en 1989, con una novedad añadida, todas las letras de los cantes interpretados serían improvisadas en el momento por Paco Paredes con el trovo de nuestra sierra.

A mi Cristo de La Unión,
mi Dios bondadoso y pulcro,
le rezo en la procesión
y llorando en su sepulcro
por mineras una oración.

                                                       Paco Paredes

Mucho nos queda por hacer, mucho nos queda por añadir, por crear y por desarrollar, pero una cosa si es segura, de nuevo y esperamos que para siempre se reza a nuestro Cristo con la forma de sentir de nuestro pueblo, con los cantes mineros que conforman la mayor seña de identidad de La Unión y de nuestra procesión del Jueves Santo en honor del Santísimo Cristo de Los Mineros. Sin duda este, junto con otra serie de cambios que se han ido realizando a lo largo de estos últimos seis años, es nuestra mayor aportación a este prestigioso certamen y por supuesto de la que más orgullosos nos sentimos

Musa de los escritores,
de pintores un diamante.
Bella ciudad alucinante
de poetas soñadores.
Sus montes de ocres colores,
sus minas rico filón.
Porque sientes la emoción,
cuando por ella caminas
Cuna del cante de minas
es la ciudad de La Unión.

                                        Paco Paredes

 

 

Anuncios